RUTAS CIENTÍFICAS, ARTÍSTICAS Y LITERARIAS CATALUÑA Y COMUNIDAD VALENCIANA

En septiembre de 2018  el IES LOS ALCORES presentó  un proyecto de participación  para el programa Rutas Científicas, Artísticas y Literarias ofertado por el Ministerio de Educación y Formación profesional. Consiste en un viaje en el que dos grupos de 24 alumnos de distintas Comunidades Autónomas y acompañados por dos profesores cada uno, convivan y conozcan una de las ocho  rutas  establecidas a lo largo de todo el territorio nacional. La estancia es gratuita (a excepción del viaje de ida y vuelta desde el lugar de origen).

Se trata de PROYECTO CULTURAL Y EDUCATIVO que complementa la enseñanza impartida en el aula. El objetivo de esta ruta es ampliar el interés de los alumnos por el conocimiento de las ciencias, las artes y las humanidades. Además de fomentar la convivencia y el trabajo en equipo y favorecer la madurez personal y social de los alumnos. Sin embargo, lo más importante de esta ruta seguramente es la convivencia entre los participantes, y los conocimientos y experiencias que cada uno, individualmente, y todos, en común,  extraigamos de esta semana atípica en la vida académica, pero muy enriquecedora en lo educativo y personal.

La calidad del  proyecto de participación fue premiada y concedieron al centro la Ruta número ocho. Por ello, 48 adolescentes de 2º de E.S.O. pertenecientes a dos centros escolares de la geografía española: 24 alumnos del I.E.S. LOS ALCORES de Mairena del Alcor (Sevilla) y 24  del I.E.S. JUAN DE TÁVORA  de Puertollano (Ciudad Real) , han compartido la experiencia de conocer y disfrutar la ruta científica, artística y literaria   POR LAS ORILLAS DEL MAR DE LAS ÁNFORAS  de Cataluña y Comunidad Valenciana, conviviendo durante siete días (del 14 al 20 de octubre de 2018), acompañados en todo momento por las coordinadoras de ruta (Sara y Lucía) y por cuatro profesores ( Julio, María José, Rocío y Eva).

LOS 24 ALUMNOS DE SEGUNDO DE ESO DEL IES LOS ALCORES:

ANTES DE VIAJAR HABÍA QUE TRABAJAR: COMPLETAMOS EL CUADERNILLO DE  VIAJE E HICIMOS UNA PRESENTACIÓN SOBRE EL PUEBLO DE MAIRENA PARA MOSTRARLA AL OTRO CENTRO A MODO DE INTERCAMBIO CULTURAL.

     DOMINGO, 14 DE OCTUBRE DE 2018: El día en que comenzó nuestra aventura  quedamos en la puerta del instituto IES LOS ALCORES  el domingo, 14 de octubre de 2018, a las 04:45 porque nuestro autobús  partía hacia Puertollano  a las 05:00 y llegaría a su destino a las 9.00 con una hora de retraso debido al temporal de lluvia y viento. Cambiamos de autobús con destino Puertollano- Barcelona. Viajaríamos en él con nuestros compañeros de ruta, los alumnos y profesores del IES Juan de Távora. Fue muy cansado pero   divertido, porque en las 11   horas que   duraba el trayecto tuvimos tiempo de  hacer  amistad  con las personas que durante siete días iban a convertirse en amigos entrañables. Desde un principio, los dos grupos congeniamos muy bien, hecho que lamentaríamos el último día  porque nos dio mucha lástima la despedida: encontramos verdaderos colegas  de trabajo, buenos amigos con los que conversar y contar confidencias, compañeros de viaje con los que divertirnos y compartir  experiencias.

Cuando llegamos a nuestro destino, el hotel Twentytu estaban esperándonos Sonia y Lucía, nuestras coordinadoras de ruta. Desde un primer momento  ya nos dimos cuenta de que eran encantadoras. Después de la cena de la primera noche, no se hizo  la presentación oficial de la ruta porque estábamos agotados y necesitábamos descansar pero nos dieron   una cordial  bienvenida, las instrucciones que debíamos seguir durante nuestra estancia  y se entregó un cuaderno. Se anunció que a lo largo del día, los alumnos se organizarían en grupos y realizarían  un resumen de una de las actividades, tomando como referencia las notas tomadas en el diario de viaje, para publicarlo en el blog oficial de las rutas junto con las fotos del día. También habría un BUZÓN RUTERO en el que depositar mensajes para expresar pensamientos y sentimientos.

     LUNES, 15 DE OCTUBRE DE 2018: resultó un día muy intenso. Nos levantamos temprano porque teníamos que visitar la ciudad de Barcelona y su magnífica  Sagrada Familia de Gaudí. Con las explicaciones de los guías, la visita resultó muy interesante.  Después tuvimos otra visita guiada por El Barrio Gótico  con Rebeca, un guía excepcional que nos enseñó la ruta de una forma muy divertida y amena. Tras las explicaciones, fuimos a comer y justo después, continuamos nuestro camino por el Parque Güell  para disfrutar de nuevo de la genialidad de Gaudí. Antes de  regresar al hotel dimos un paseo por las famosas Ramblas de Barcelona. Tras la cena, realizamos la presentación oficial, que por el agotamiento  de 15 horas de autobús, no pudimos hacer el día anterior. Cada centro proyectó su presentación y luego, nos intercambiamos los obsequios: una botella de aceite de la Cooperativa de Mairena y una camiseta de recuerdo de Puertollano.

     MARTES, 16 DE OCTUBRE: Tras desayunar, metimos las maletas en el autobús porque esa noche dormíamos en  un hotel de Cunit. La primera visita del día era la fábrica de Cacaolat. Laura, nuestra guía, era muy divertida y  la visita resultó muy amena. Además nos obsequiaron con una mochila llena de productos Cacaolat.  Después  nos encaminamos hacia las instalaciones Olímpicas de Monjuit.  Allí hicimos varias pruebas de competición organizadas por nuestra Lucía transformada en la Llucia. Nos reímos mucho y pasamos un rato muy agradable. De tanto ejercicio, fuimos a almorzar a un comedor universitario en Gavá y después plantearon una actividad literaria que consistía en la redacción de una narración cuya protagonista fuera una mujer en alguno de los espacios que habíamos visitado en la ruta. Tras esta actividad, fuimos a aprender historia en el complejo arqueológico Minas de Gavá. Los alumnos disfrutaron mucho en el taller donde pudieron fabricarse un colgante puliendo la piedra al estilo del Neolítico. Pensábamos que habíamos acabado las actividades por este día pero aún tendríamos una agradable sorpresa: viajamos a Sitges, allí  pudimos disfrutar de su precioso atardecer y de sus calles repletas de tiendas pequeñas y, después, visitamos el Palau del Rei Moro donde una colla castellera iba a realizar un ensayo de Castellers. Había personas de todas las edades y nos animaron a participar en sus formaciones de castellers. Fue una experiencia inolvidable. Tras un intenso día, regresamos al hotel.

     MIÉRCOLES, 17 DE OCTUBRE: Volvimos a meter las maletas en el autobús porque íbamos a Peñíscola. Durante la mañana, recordamos la Historia Antigua  con dos actividades que versaban sobre el pueblo romano: primero, visitamos la villa romana DelsMunts: Faustina y Caius, nuestros anfitriones, nos han disfrazado de romanos y nos han mostrado con mucha amabilidad y humor su finca (las termas, las casas) y nos han hablado de sus costumbres romanas. La visita teatralizada ha sido genial. Segundo, hemos visitado la antigua Tarraco de la mano de Jordi, nuestro guía y hemos aprendido mucho sobre la organización territorial y su complejidad arquitectónica. Hemos visitado las murallas, el foro, el circo, y el anfiteatro cuyas vistas a la playa son impresionantes. Tras la comida, viajamos al Delta del Ebro y visitamos la Lonja de San Carlos de la Rápita y cómo se subastaba el pescado. Hemos podido hacer preguntas a un señor subastador que muy amablemente nos ha aclarado muchas dudas. Tras la subasta, leímos seis historias realizadas por los alumnos y partimos hacia Peñíscola y allí dimos un paseo ascendente que terminó en el castillo del Papa Luna, donde Sara nos contó su historia, interpretada por el alumno Rubén, que resultó ser un gran actor. Pasamos un rato muy agradable y antes de marchar, pudimos comparar algunos detalles para las familias. Ya de vuelta, tras la cena,  fuimos a la playa del hotel para  leer  seis historias de los alumnos. Hubo un ganador esa noche: Juan Carlos y fue obsequiado con un libro de Laura Gallego, Las memorias de Idhum.

     JUEVES, 18 DE OCTUBRE: durante la noche no paró de llover y cuando nos levantamos, el mal tiempo no prometía darnos una  tregua. Vistamos un taller de cerámica en el Museo de Alcora. Los alumnos disfrutaron muchísimo en el taller   porque  pudieron practicar  haciendo vasijas en el torno, realizando figuras de barro y pintando y decorando  vasijas.  Como seguía lloviendo, no pudimos visitar la empresa de cítricos ni el museo fallero  ya que en tres horas cayeron 165L/m2. Tras la comida entramos en el Museo Príncipe Felipe y asistimos a un divertido e interesante taller de electricidad. Cuando terminamos, la ciudad estaba anegada. En esas circunstancias fue imposible dar un paseo por el cauce del río Turia, por eso, regresamos al hotel y después de cenar, continuamos la velada leyendo  las historias de los alumnos y votando al tercer ganador, o mejor, ganadora, porque fue Nora, que recibió como premio el libro de Carlos Ruiz Zafón, La sombradel viento.

     VIERNES, 19 DE OCTUBRE: Nos levantamos sabiendo que no podríamos hacer las actividades previstas para el día. No conoceríamos la Albufera valenciana, ni daríamos un paseo en una barca tradicional, ni visitaríamos una barraca ni veríamos cómo se hace una paella valenciana. Tampoco nos podríamos divertir en el Parque Gulliver. Las inclemencias del tiempo no nos lo permitirían. Lo único que pudimos realizar cuando la lluvia amainó  fue  una ruta turística en autobús por Valencia. En un descanso de lluvia, paseamos por el casco antiguo y en la catedral descubrimos el Micalet, una torre campanario de la catedral muy representativa para los valencianos. Algunos de nosotros subimos hasta arriba 207 escalones y cuando bajamos…tuvimos que recuperar fuerzas comiendo una deliciosa paella valenciana. Después, fuimos al Museo de Bellas Artes y vimos cuadros de Sorolla, Goya y un autorretrato de Velázquez. Ya en el hotel, después de la cena, votamos al ganador de la última narración premiada. Fue Guillermo y recibió el libro de Jordi Sierra i Fabra, La venganza del profesor dematemáticas. Leímos los mensajes del BUZÓN RUTERO y  sólo quedaban palabras bonitas y muchas emociones. La velada estuvo muy simpática pero los rostros de nuestros alumnos   nos anunciaban la tristeza que residía en ellos  porque ya eran conscientes de que nuestra aventura tocaba a su fin. Nos fuimos a dormir porque teníamos   que levantarnos muy temprano para coger el tren de  regreso que salía las 8.00.

     SÁBADO, 20 DE OCTUBRE: Tras el desayuno y decirnos el sufrido adiós con nuestras coordinadoras de ruta, montamos en el autobús dirección a la estación de trenes de Valencia para coger el AVE que nos llevaría a  Sevilla. Los dos centros viajábamos en él, así que sería en la estación de Valencia, donde dejaríamos lágrimas, abrazos, sonrisas y la esperanza de poder reencontrarnos en algún momento de nuestras vidas.